¿Regreso a los dumbphones?

Pues sí, HDM Global Oy,  la compañía finlandesa que posee los derechos de fabricación y comercialización de los móviles de Nokia, ha anunciado, con motivo del inminente Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, la presentación de una versión actualizada del mítico Nokia 3310, un móvil que apareció en 2000 y, con el paso del tiempo, se ha convertido en un icono de la telefonía móvil GSM. Parece ser que esta nueva versión estará inspirada, a nivel de hardware, en el modelo 150, y traerá algunas -pero pocas- novedades: soporte para las redes de telefonía actuales (algo imprescindible), pantalla en color de 84⊗84 píxeles, sistema operativo S30+ de Nokia, carcasa frontal intercambiable y poco más. Y todo ello por un módico precio aproximado de 59 €.

Tampoco es que se necesite añadir mucho más, puesto que el objetivo de este móvil no es, evidentemente, competir con los actuales teléfonos inteligentes 1, sino complacer y atraer a ese segmento de usuarios que, cansados de los smartphones, de su innumerables aplicaciones (muchas inútiles), sus cámaras, su parafernalia de ruidos y alertas, su batería de poco aguante y otros incordios, echan de menos aquellos móviles que, con sus escasas prestaciones, se limitaban a ofrecer todo lo que necesitaban: llamadas y mensajes SMS.

Diez años después del nacimiento de los teléfonos inteligentes, no son pocos los que se están desengachando (o les gustaría hacerlo) de una tecnología que nos permite, nos incita y casi nos obliga a estar conectados permanentemente, con las incómodas servidumbres que ello puede suponer. Por ejemplo, tener que atender y responder a mensajes (de correo-e, de Whatsapp, del Facebook Messenger,…), o estar pendientes a múltiples notificaciones de las redes sociales (Facebook, Twitter, Google+, Snapchat, Instagram, Youtube, …). Por no hablar de los problemas personales, sociales e, incluso, legales que puede traer consigo el mal uso de esos chismes.

Y por eso, porque esos móviles tan inteligentes han supuesto, para una parte de sus propietarios, más inconvenientes que ventajas, y porque, en su momento, solo se lo compraron tras verse arrastrados por la ola consumista/tecnológica, o para no quedarse digitalmente incomunicados de su entorno social, es posible que últimamente se esté produciendo un cierto hartazgo que se traduce en una ligera tendencia a la añoranza por aquellos móviles “tontos”, que, con sus pantallas pequeñas, sus teclas físicas, sus materiales resistentes y su juego de la serpiente, nos daban la tranquilidad de poder contactar en cualquier momento y lugar con quien hiciese falta, sin necesidad de vernos sometidos a ninguna esclavitud ni crearnos problemas de ningún tipo.


  1. también llamados smartphones, o listófonos según Forges 
Anuncios

Un comentario en “¿Regreso a los dumbphones?

  1. Pingback: Tal como (no) éramos – #LINux #SOftwareLIbre #TIC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s