Mejorando lo presente

Hace unas semanas publiqué un artículo en el cual explicaba como instalar la aplicación cliente para escritorio de Dropbox, el popular servicio de almacenamiento en la nube, con el objeto de conservar y mantener sincronizadas mis notas de Tomboy; aunque podría aplicarse para respaldar cualesquiera ficheros o directorios importantes de nuestra carpeta personal. La verdad es que no tenía ninguna queja de Dropbox, su funcionamiento es muy correcto, ofrece una capacidad de almacenamiento suficiente para mis pretensiones y sincroniza los ficheros situados bajo su cobertura nada más producirse cualquier modificación en los mismos.

Lo que ocurre es que uno, además de suspicaz, procura ser coherente con sus principios; por tanto evito, en la medida de lo posible, usar software propietario, sobre todo en un entorno mayoritariamente libre como GNU/Linux. Y aunque el programa instalador de Dropbox posee una licencia libre, no ocurre lo mismo con el cliente de escritorio, cuyo código es propietario y cerrado. Por tal motivo he decidido sustituir Dropbox por otro servicio que, si bien no ofrece una garantía absoluta en cuanto a privacidad 1, facilita un software cliente de sincronización de ficheros que disfruta de licencia libre. Me refiero a Megasync, aplicación de escritorio desarrollada por mega.nz, el servicio de almacenamiento en la nube creado por Kim Dotcom; el cual, tras perder las riendas de su empresa, comenzó a poner en entredicho su seguridad. El caso es que, aparte de la licencia libre y el cifrado de punto a punto, la cuenta gratuita de Mega nos dispensa un disco virtual de 50 Gb, una capacidad pantagruélica para mis modestas necesidades 2. Cualidades, todas ellas, que me han terminado de convencer para acabar instalándolo, a pesar de sufrir también de un defecto que luego explicaré y que, a mi entender, es imperdonable en un servicio como este.

Descarga e instalación

Para empezar a usar Megasync, lo primero que debemos de hacer es descargarnos su aplicación cliente desde la propia web de Mega.nz, ya que, por misteriosas e incomprensibles razones que no alcanzo a comprender, no se encuentra en los repositorios oficiales de Debian (ni mucho menos en LMDE) 3. La página de descargas detecta nuestro sistema y nos solicita que seleccionemos nuestra distribución (suponiendo que se encuentre entre las soportadas) y la arquitectura de nuestro equipo (32 o 64 bits); tras elegir la combinación correspondiente a nuestro sistema podremos pulsar sobre el enlace Descarga Gratuita para Linux para comenzar la descarga del paquete (en este caso .deb) deseado.

Una vez finalizada la descarga procederemos a la instalación del paquete:

$ sudo gdebi megasync-Debian_8.0_amd64.deb
Reading package lists... Done
Building dependency tree
Reading state information... Done
Building data structures... Done
Building data structures... Done

Easy automated syncing between your computers and your MEGA cloud drive
 Secure:
 Your data is encrypted end to end. Nobody can intercept it while in storage or in transit.
 Flexible:
 Sync any folder from your PC to any folder in the cloud. Sync any number of folders in parallel.
 Fast:
 Take advantage of MEGA's high-powered infrastructure and multi-connection transfers.
 Generous:
 Store up to 50 GB for free!
¿Quiere instalar el paquete de software? [s/N]:s

Evidentemente, si tu distribución y/o arquitectura es diferente, el nombre del paquete será distinto. Es posible que también sea instalado automáticamente el paquete libcrypto++9 si no se encuentra instalado en nuestra sistema.

Puesta en marcha y ajustes básicos

Cuando haya terminado el proceso de instalación se habrá creado el lanzador MEGASync dentro de la sección Internet del menú principal del sistema. Lo ejecutamos y se abrirá la siguiente ventana:

Megasync instalación

Ventana de configuración del cliente Megasync

Como ya me había creado previamente una cuenta de usuario, solo tuve que proceder al inicio de sesión haciendo uso de mis credenciales, pulsando sobre Iniciar sesión. En caso de no haber cumplido con dicho trámite, siempre nos la podremos crear sobre la marcha haciendo clic sobre Crear cuenta.

Megasync identificación

Inicio de sesión en Megasync

Megasync nos da la posibilidad de elegir el tipo de instalación deseado. Si queremos sincronizar solamente una serie de carpetas elegiremos una Sincronización selectiva, pero si queremos sincronizar todo el contenido de nuestra carpeta personal (~/home/usuario), incluyendo -supongo- los directorios ocultos, hacemos clic sobre Sincronización completa.

Megasync tipo instalación

Selección del tipo de instalación de Megasync


El mensaje aclaratorio que subtitula la primera opción («Sincroniza toda tu cuenta de MEGA»), más que aclarar, confunde; por eso he creído conveniente explicarlo, aunque en mi caso opté por la segunda opción.

Al seleccionar la Sincronización selectiva podremos decidir cual es el primer directorio local cuyo contenido se va a sincronizar con la carpeta espejo que estará alojada en nuestro espacio de usuario en Mega, y también podremos modificar el nombre de dicha carpeta remota. Para ello, tan solo hemos de pulsar en cada uno de los correspondientes botones Cambiar.

Megasync carpetas sincronización

Seleccionando las carpetas de sincronización


Como se indica en la parte inferior de la ventana, más adelante podremos añadir más directorios locales.

Y con esto ya habremos acabado de realizar los ajustes básicos de la aplicación.

Megasync final configuración

Finalización de la configuración de Megasync

Cuando pulsemos en el botón Finalizar comenzará la sincronización del contenido del directorio local que hayamos seleccionado. Si es el que nos sugiere por defecto (MEGAsync), entonces no se sincronizará nada porque aún estará vacío. Para que Megasync comience a sincronizar ficheros habremos de copiarlos antes dentro de esa carpeta predeterminada… aunque eso no es estrictamente necesario.

Antes he mencionado que Megasync tiene un (grave) inconveniente respecto a Dropbox, que no es otro que la incapacidad de sincronizar con el servidor enlaces simbólicos que estén dentro de su carpeta de sincronización, tal como expliqué en el artículo dedicado a Dropbox. Esta carencia (que mega.nz se obstina en no arreglar) nos obliga a tener que añadir expresamente a la lista de sincronizaciones las carpetas que pretendemos sincronizar (por ejemplo, la de aquellas aplicaciones cuya configuración deseamos conservar), tarea sencilla pero algo más engorrosa que la de crear dichos enlaces blandos en el directorio ~/MEGAsync, lo cual podría hacerse rápidamente con solo mover desde el directorio ~/Dropbox a ~/MEGAsync los enlaces de aquellos directorios que estábamos sincronizando en Dropbox.

$ mv Dropbox/* MEGAsync

Evitando así tener que crearlos uno a uno con el comando ln. A continuación veremos como añadir directorios de sincronización.

Configurando más ajustes

Si se hace clic con el botón izquierdo sobre el icono rojo que aparece en el panel del sistema inmediatamente después de lanzar el cliente MEGASync, nos aparecerá una ventana emergente como esta.

Megasync ventana estado

Ventana emergente de estado en Megasync


En esta imagen no se observa ninguna actividad, pero si se estuviera produciendo algún tipo de sincronización de ficheros (en sentido ascendente -hacia la nube– o descendente -desde la nube-) se nos mostraría un mensaje de estado de dicha transferencia.

Se pueden distinguir en la parte superior derecha de la ventana tres iconos que sirven, de izquierda a derecha, para: 1º abrir la ventana de transferencias, 2º pausar la sincronización y 3º realizar ajustes de sincronización.

  1. En la primera pestaña de la ventana de transferencias se muestran todas las transferencias que se están produciendo, en la segunda las transferencias descendentes, luego las ascendentes y, en la última pestaña, las completadas.
    Megasync ventana transferencias

    Ventana de transferencias de Megasync

  2. El icono de pausar transferencias sirve para eso mismo, para detener cualquier tipo de sincronización.
  3. Al pinchar en el icono de ajustes aparecerá el menú que puede observarse en la imagen anterior de la ventana emergente. Desde dicho menú podremos:
    • importar enlaces públicos de mega.nz en los cuales poder descargar ficheros
    • subir ficheros a nuestro espacio en la nube
    • descargar ficheros que tengamos en nuestra nube
    • efectuar un streaming desde la nube
    • realizar unos ajustes de configuración de la aplicación
    • … o salir del cliente de escritorio
      Desde las distintas pestañas de la ventana de configuración se pueden ajustar aspectos tales como la gestión de las carpetas locales que se desean mantener sincronizadas (pudiéndose añadir o borrar carpetas), limitación de las velocidades de subida o descarga, establecer la carpeta remota donde se guardarán por defecto los ficheros que subamos y el directorio local donde guardaremos los descargados.

Para añadir carpetas de sincronización desde la pestaña Sincronizaciones basta con hacer clic sobre el botón Añadir. En la ventanita que aparece podremos añadir una carpeta local con solo pulsar sobre el botón superior (el que representa un monitor) y seleccionar el directorio local que se desea sincronizar. Ese directorio local será sincronizado con otro remoto que podremos añadir pulsando el botón inferior (el de la nube roja) y, en la ventana que se abre, pulsar en el botón Nueva carpeta para asignarle el nombre que queramos. La nueva carpeta remota será creada dentro de Cloud Drive, pero podremos crearla dentro de otra carpeta ya existente.

Una vez hecho esto para cada uno de los directorios locales que se vayan a añadir, comenzará el proceso de sincronización de directorios y ficheros locales con nuestra nube personal de Mega. Lo cual puede verificarse accediendo a nuestro espacio en la web de mega.nz, donde estarán alojadas todas las carpetas que hayamos creado y, en su interior, la misma estructura de directorios y ficheros que sus homólogas locales.

Mega interfaz web

Aspecto de la interfaz web de Mega

Desmontaje de Dropbox

Si no queremos seguir utilizando el servicio de almacenamiento de Dropbox, solo se necesita abrir el terminal y desinstalar el paquete instalador del cliente de escritorio.

$ sudo aptitude purge dropbox
Se ELIMINARÁN los siguientes paquetes:
  dropbox{p}
0 paquetes actualizados, 0 nuevos instalados, 1 para eliminar y 0 sin actualizar.
Necesito descargar 0 B de ficheros. Después de desempaquetar se liberarán 414 kB.
¿Quiere continuar? [Y/n/?] y

Y, por último, solo queda borrar los ficheros creados por la aplicación de Dropbox en nuestro espacio personal.

$ rm -r Dropbox .dropbox .dropbox-dist .config/autostart/dropbox.desktop

De este modo, habremos eliminado todo rastro de Dropbox en nuestro sistema.


  1. Ningún servicio de Internet está en condiciones de proporcionar unas garantías absolutas de confidencialidad y privacidad en relación a nuestros datos o ficheros personales. 
  2. Y mis necesidades no consisten en guardar en Mega archivos multimedia de enormísimo tamaño para poder descargármelos cuando me apetezca; más que nada porque no creo que ese deba ser el objetivo de este tipo de servicios en la nube. Por eso me parece bien que existan limitaciones en el volumen diario de transferencias. 
  3. Incomprensibles teniendo en cuenta que el instalador del cliente de Dropbox (software propietario) se encuentra en dichos repositorios. De todos modos, tras instalar megasync manualmente se añade automáticamente un respositorio propio de mega.nz para poder automatizar las actualizaciones que vayan surgiendo. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s