¿Qué es esto?

Llevaba tiempo (semanas, meses, …) queriendo sacarle alguna utilidad a las numerosas anotaciones que he ido escribiendo a lo largo y ancho de los más de diez años que llevo utilizando el sistema operativo del pingüino. En estos apuntes he recopilado un inventario de trucos, procedimientos, chuletas, COMO’s (HowTo) y, en general, todo tipo de notas prácticas que, en cualquier momento, y tras un proceso de investigación previa, me han servido para resolver algún contratiempo, instalar o configurar tal o cual aplicación o mejorar el rendimiento del sistema.
GNU Linux
Y para aprovechar todo ese caudal de información y, ya de paso, compartir esas reflexiones que suelo hacerme tras leer noticias sobre tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y expresar mis opiniones sobre dicha actualidad tecnológica, he decidido, tras buscar información y asesoramiento en diversos sitios webs para blogueros, y pensarlo detenidamente, lanzarme a la aventura de poner en marcha un blog, sin más pretensiones que la de publicar cosas relacionadas con mis pasiones favoritas, donde compartir mis modestos conocimientos, opinar, analizar y, en una palabra, escribir sobre lo que me gusta. Poniendo especial énfasis en lo que más me atrae del universo informático: el software libre y el paradigma que lo sostiene (GNU/Linux, aplicaciones de código compartido, estándares abiertos, Android, …), pero sin dejar de lado otros aspectos colaterales de las TIC: las redes (Internet mayormente), el hardware libre (y no tan libre), la privacidad y la seguridad informática, y, en definitiva, otras cuestiones tecnológicas adyacentes que irán surgiendo en los artículos que -espero- publicaré en este blog.
Open source hardware
He de precisar que, aunque el sistema GNU/Linux está compuesto, como supongo que sabes, por una numerosísima familia de distribuciones -unas originales y otras derivadas-, me voy a centrar en aquellas que conozco mejor, por ser las únicas que he utilizado desde que descubrí este sistema operativo. Me refiero a las distribuciones derivadas o basadas en Debian, seguramente la más genuina de todas, aunque no me atrevo a asegurar que sea la mejor porque, al no haber probado las demás, no puedo (ni debo) comparar.

No sé cómo ni desde donde has llegado hasta aquí, pero me doy por satisfecho si te gusta o te interesa lo que has leído. Si es así, te invito a que añadas este blog a tus marcadores y vuelvas en otro momento para seguir leyendo u opinando.

Nos leemos.

Anuncios